idea libre

María Fábregas es titulada en cooperación al desarrollo, educación infantil, marketing digital y diseño web. Sandra Blázquez es actriz, siendo uno de sus personajes más destacados el de Alma en la serie ‘Física o Química’. Ambas fundaron en 2014 la ONG IDEA LIBRE con el objetivo de cambiar el futuro de los niños y niñas de Kenia.

Han abierto una escuela en la localidad keniana de Chumvi, pues tienen claro que la educación es el único camino para salir de la pobreza extrema en la que se encuentra la sociedad keniana.

Se sustentan gracias a la financiación privada de socios, empresas amigas, donaciones y patrocinios concretos y, desde su creación en 2014 hasta finales de 2020 han conseguido recaudar más de 500.000€ invertidos en su proyecto para mejorar la vida de los niños y niñas de Chumvi, una localidad a la que llegaron por pura serendipia y que se quedó para siempre en sus corazones.

Sandra Blázquez narra su experiencia con los niños de Kenia en su libro ‘Me dije «Hazlo» y lo Hice’, editado a finales de 2020 y cuyos beneficios están destinados íntegramente a IDEA LIBRE.

María Fábregas nos habla sobre IDEA LIBRE

Su amiga y socia, María Fábregas, nos explica más detalles sobre IDEA LIBRE, su origen y los proyectos que tienen en marcha.

¿En qué consiste el trabajo que realizáis desde IDEA LIBRE?

Centramos todo nuestro trabajo principalmente en la EDUCACIÓN, aunque tocamos muchos más ámbitos que van alrededor de ella. Nosotras creemos que el único camino para salir de la pobreza es la educación, y que con ella las personas conseguimos ser libres. Queremos acompañar a comunidades y personas aportando los recursos que necesitan para conseguir su desarrollo.

Centráis vuestra actividad en un poblado de Kenia llamado Chumvi. ¿Cómo lo descubrísteis?

Llegamos a Kenia por casualidad. Nosotras trabajábamos en Marruecos con la ONG y haciendo un evento en Madrid para recaudar fondos conocimos a una persona que facilitó nuestro teléfono a un misionero destinado en Kenia. Él nos llamó y nos invitó a Kenia para enseñarnos sus proyectos y que colaborásemos con su congregación. Un días cualquiera le acompañamos a llevar unos kilos de harina a un poblado apartado, Chumvi, en cuanto bajamos del coche supimos que era el lugar donde queríamos trabajar y en vez de implicarnos en el proyecto de los misioneros, decidimos dar una oportunidad a esta comunidad y empezar a trabajar allí.

«Lo más importante que hemos llevado a Chumvi es esperanza»

Lleváis más de 6 años trabajando en Kenia con IDEA LIBRE. ¿Qué habéis aportado a su población?

Lo más importante que hemos llevamos a Chumvi no se mide, y es esperanza. Cuando vives en la extrema pobreza, y perteneces a los pobres de los pobres es muy complicado salir de ese círculo de pobreza porque las oportunidades para ti son casi nulas. Ahora la gente de Chumvi tiene esperanza y se esfuerza por cambiar su situación, lo que les ayuda a desarrollarse.

¿Cuáles son vuestros proyectos actuales?

Tenemos 3 proyectos importantes: Nuestro proyecto principal es Wazo Huru School, nuestra escuela donde atendemos a 205 niños/as con educación de calidad, desayuno, comida y acompañamiento a cada uno de nuestros alumnos. Tenemos clases extraescolares, hacemos excursiones y trabajamos mucho la calidad de todos los procesos. Además, tenemos talleres de alfabetización para adultos y formación continua para todos los profes del cole.

Por otro lado, ¿Qué os han aportado ellos a vosotras?

La oportunidad de tener una familia, de aprender a vivir más despacio y de centrarnos en el aquí y ahora.

María Fábregas y Sandra Blázquez en Chumvi

‘Me Dije «Hazlo» y lo Hice’, el libro de Sandra Blázquez

¿Cuál es el reto más complicado que habéis tenido que superar para llevar a cabo vuestros proyectos en la ONG?

Puf… Ha habido muchos retos… Desde conseguir financiación en España para poder hacerlo, pasando por enfrentarte a situaciones que te llenan de dolor, hasta estar a punto de perder todo el proyecto de manera injusta, pero esto no te lo puedo contar… Está escrito en el libro de Sandra. 🙂

Trabajando de cerca con los niños de Kenia y conociéndolos como lo hacéis, ¿podríais decir que son felices?

La felicidad es relativa, en Kenia, en España y en cualquier sitio. No podemos hablar de felicidad en términos generales porque es algo individual. Pero lo que sí es seguro es que tenemos una idea preconcebida errónea en la que se suele decir «mírales, con tan poco y son felices». Pero una foto de una persona sonriendo no significa que uno sea o no sea feliz.

En el libro ‘Me Dije «Hazlo» y lo hice’ Sandra explica su experiencia con Idea Libre, ¿qué podemos encontrar en su lectura?

Mucho más que nuestra historia. Sandra ha escrito una maravilla de libro porque va mucho más allá. Rompe muchos estereotipos sociales en él, y creo que es un chute de energía y motivación para el que lo lee, independientemente de la historia de Idea Libre. Eso sólo es el hilo conductor de la historia.

Cómo colaborar con IDEA LIBRE

¿Qué puede hacer el que desee colaborar con IDEA LIBRE?

La mayor ayuda que podemos recibir son los socios/as, porque gracias a ellos los proyectos se hacen sostenibles. Igualmente tenemos muchas maneras de colaborar de manera puntual. Tenemos un supermercado solidario en nuestra web donde puedes comprar comida para el cole, donaciones por Paypal y cuenta de banco desde la web, algunas personas hacen eventos y donan los beneficios a los proyectos… somosidelaibre.org

¿Tienen en Chumvi acceso a la cultura, las artes escénicas?

Tenemos un taller de teatro en el que, además de trabajar con los niños/as con todos los beneficios que esto tiene, tratamos temas sociales que despúes se representan ante la comunidad.

¿Qué le pedís al nuevo año?

Que nos permita seguir haciendo lo que hacemos con la misma fuerza.


>> Mundo Social: La Fundació Aroa impulsa la campaña ‘Desperta Somriures’