homosexualidad y homofobia

En este episodio 27 del podcast ‘Living La Vida Unicornio’ reflexiono sobre la homosexualidad y la homofobia. También sobre la sexualidad en general y sobre las diferentes energías, luces y sombras que se le asocian.

El 17 de mayo de 1990 se eliminó la homosexualidad de la lista de enfermedades mentales por parte de la Asamblea General de la Organización Mundial de la Salud. Hace tan sólo 31 años.

Parece increible, pero es cierto. Como también lo es que a día de hoy en muchos países aún se condena la homosexualidad con penas de cárcel y, en algunos, con pena de muerte.

Aunque cada vez está más normalizada, lo cierto es que todavía, a día de hoy, ser homosexual es ser diferente. Y «lo diferente» se sigue señalando y aún se sigue apartando. Cada vez menos, pero aún se condena al ostracismo.

Por este motivo considero que es necesario visibilizar y normalizar las relaciones homosexuales. Uno de los «problemas» (teniendo en cuenta que no me gusta esta palabra) es que en ocasiones son las mismas personas homosexuales las que se rechazan a sí mismas o, mejor dicho, rechazan esa parte de ellos mismos.

La homofobia inconsciente

Hablo con conocimiento de causa, en primera persona, porque a mi me pasó y en cierta manera me sigue pasando. La homofobia -al igual que el machismo, el racismo, u otras fobias o tendencias peyorativas a «aquello diferente»- ha estado a lo largo de la historia tan presente en la sociedad, que la hemos interiorizado sin querer. Sentimos homofobia inconsciente.

¿Cómo combatir esta homofobia? Normalizando las relaciones homosexuales. Visibilizándolas. Viviendolas de una manera sana y natural.

Otro «problema» es que la sexualidad en sí ya es un tema tabú por sí mismo. Dejando de lado la hetero, homo o bisexualidad. El sexo históricamente y socialmente ha estado y está empapado de «oscuridad». Los abusos sexuales, la sumisión, el sexo por obligación, la presión por «cumplir», por tener más relaciones que nadie… La frustración, las infidelidades, las mentiras, la pornografía, la prostitución… Sufrimiento, dolor… Hay una gran carga energética «negativa» en torno a la sexualidad.

Pero, como todo está polarizado, el sexo también es luz, es amor, es disfrute, placer, conexión, extasis. El sexo consciente y sano nos llena de amor, de energía, nos lleva a otra dimensión. Es una de las mayores experiencias místicas que podemos vivir.

Para eliminar las «fobias» o ese miedo a la homosexualidad, debemos sanar, aceptar y amar nuestra propia sexualidad, nuestro cuerpo, nuestro ser.

Homosexualidad, homofobia y sexualidad

Os invito a escuchar este episodio del podcast en el que reflexiono sobre la homosexualidad, la homofobia y la sexualidad. Espero que os resulte interesante y que compartáis vuestras propias opiniones al respecto. Cuanta más luz aportemos, mucho mejor.


>> Podcast: Todos Somos Uno