la niña de la linterna

El 18 de diciembre de 2020 Pablo López lanzó su cuarto álbum de estudio ‘UNIKORNIO – Once millones de versos después de ti’. Ese mismo día salía también el videoclip del cuarto single de este nuevo álbum «La Niña de la Linterna».

Siguiendo la línea de los últimos singles del cantautor malagueño, «La Niña de La Linterna» es una canción intimista, de desahogo, y con un profundo mensaje transformador.

No sé si el artista es consciente o no, pero el simbolismo de este nuevo álbum es totalmente espiritual. El Unicornio es un ser místico. Simboliza la magia, la libertad, la pureza, la paz interior y el equilibrio.

La portada del álbum de Pablo López, presidida por un Unicornio en tonos rojos y violetas, mezclando pasión, inteligencia e intuición, transmite esta conexión profunda con el alma del artista. Escuchando ‘Unikornio’ conectamos con la esencia de Pablo López, y a la vez con la nuestra propia.

El primer single de ‘Unikornio’ fue «Mariposa»

El single presentación del álbum fue «Mariposa», cuyo título y cuya imagen se asocia directamente a las serendipias y sincronicidades de la vida. La mariposa es símbolo de una transformación y de libertad en la vida. También es símbolo del alma.

A nivel personal, siempre que veo volar una mariposa, siento que es una señal y mi alma me está comunicando que voy «por el camino correcto». Que estoy haciendo de alguna manera aquello que me hará sentir más plena y feliz. Todo va bien, aunque a simple vista no lo parezca.

Otra de las canciones recibe el nombre de «7», número místico por excelencia, sagrado y mágico, que ha sido considerado como un número de poder por casi todos los cultos y tradiciones.

Y podría seguir, pero pararé en «La Niña de La Linterna» una canción que para mí simboliza ese faro que todos tenemos o necesitamos a nuestro lado. Alguien que nos ilumina a diario. Sí, el sol sale cada día y permite que el mundo siga. Pero el mundo de cada uno de nosotros sigue gracias a esos faros o «soles» especiales que nos rodean. No sabemos cómo, ni de dónde sacan esa luz y ese ánimo para vivir cada momento con energía y contagiarnos su luminosidad.

En ocasiones, somos nosotros ese faro, logrando transformar la sombra en luz y el miedo en amor.

En el videoclip de la canción, Pablo López interpreta la canción en un piano situado en la penumbra que acaba en llamas, transformado en polvo. Él mismo ha afirmado en alguna entrevista a los medios que acabó llorando viendo cómo el piano ardía en llamas -simbolizando la renovación- ya que para él su vida depende de este preciado instrumento.

Pocas más palabras se pueden añadir. Es el turno de disfrutar de esta poética canción de Pablo López y dejarse llevar por su simbolismo.

Letra de «La Niña de la Linterna»


Todos los días sale el sol
Pero las llagas del salón
Pueden curártelas las nubes

El Sol
Estufa de documental
Calor de vida original
E ibuprofeno en los entierros

Todos los días sale el Sol
Lo grita el autobús
La radio y la M30 atascadas
Pero yo sueño otra canción
Cantada por la luz
Que no me importa nada
Nada

Porque yo suelo despertar
Imaginándote feliz
Pisoteando un cielo azul
La niña de la linterna
¿Dónde guardas tanta luz?
Todos los días sales tú

Ya son
Algunos años por aquí
Y no me quiere conocer
Pero es que así son las estrellas

Da igual
Lo tuyo es de otra dimensión
Astronomía en libertad
De los recibos imposibles

Todos los días sale el Sol
Lo grita el autobús
La radio y la m30 atascadas
Pero yo sueño otra canción
Cantada por la luz
Que no me importa nada
Nada

Porque yo suelo despertar
Imaginándote feliz
Pisoteando un cielo azul
La niña de la linterna
¿Dónde guardas tanta luz?
Todos los días sales tú

Y qué bonito despertar
Imaginándote feliz
Pisoteando un cielo azul
La niña de la linterna
¿Dónde guardas tanta luz?
Todos los días sales tú

>> #CancionesconAlma: Entre Sobras y Sobras Me Faltas – Antonio Orozco