Quiereme Bien

Hace poco más de un mes se publicó el nuevo single de Macaco, «Quiéreme Bien» en el que cuenta con la colaboración de Leiva. El lanzamiento es el primer adelanto del nuevo proyecto discográfico de Macaco, ‘Vuélame el corazón’, que está previsto salga a la venta el próximo otoño.

Fui a parar a él justo cuando estaba preparando un coloquio de mi libro ‘El Verbo Amar y el camino hacia el desapego’. Estaba buscando canciones que fomentaran el amor sano y consciente, pues muchas de ellas nos presentan historias de dolor, sufrimiento, pérdida o «ni contigo ni sin ti».

«Quiéreme Bien» expresa a la perfección lo que debe ser el amor en una relación de pareja. Pero también en cualquier otro tipo de relación.

Debemos ser conscientes del tipo de relación que tenemos con esa persona con la que compartimos intimidad. Hemos de tener claro cómo nos sentimos cuando estamos con ella, cuando pensamos en ella, cuando hablamos con ella. ¿Sentimos paz, alegría y calma? ¿O sentimos dolor, tristeza y/o ansiedad?

La otra persona, ¿nos quiere bien? ¿Nos queremos nosotras bien?

La canción de Macaco empieza diciendo: «No quiero que me quieras por encima de todo, ni a pesar de todo, solo quiero que me quieras bien». El bien querer es aquello hacia lo que hemos de caminar.

¿Y qué es querer bien?

Como muy bien expresa la psicóloga Marisol Rojas en su libro ‘Amor Sostenible’, Querer bien implica todo esto:

Acompañar libremente el uno al otro, sin coacciones ni culpas. Cuidado mútuo. Calma y confianza. Humildad, Alegría y admiración. Poder ser uno mismo sin máscaras. Aceptar a la otra persona tal y como es. Compartir. Respetar. Tener amor propio. Explotar la creatividad y la sensualidad. Elegirse cada día. Mantener diálogos asertivos. Ser valientes. Hacerlo fácil. Mostrar comprensión y empatia. Fluir. Estar Presente. Generosidad y gratitud. Tolerar las diferencias. Madurez. Cultivar. Cuestionar. Asumir responsabilidades. Comprometerse a la creación de un proyecto común. Aceptar cambios e incertidumbres. Abrirse a la vivencia con alegria y entuasiasmo.

Querer bien es ser capaz de decir «te quiero» sin miedos y con conciencia. De fomentar el «me quiero» y actuar en consecuencia. Es no perderse en la otra persona y mantener la autonomía y la dignidad. Es integrar a la otra persona como parte de ti misma.

Querer bien no implica que una relación deba ser para toda la vida. Querer bien ha de ser aquí y ahora y a cada instante con cualquier persona que forme parte de nuestras vidas y, especialmente, con aquellas con las que compartimos nuestra intimidad más profunda. Entendiendo «intimidad» no sólo como sexualidad, sino como conexión, confianza, honestidad y autenticidad.

Debemos mantener relaciones en las que nos quieran bien. En las que queramos bien. Si no es así, debemos marcharnos.

Muchas gracias, Macaco, por este regalo en forma de canción que nos recuerda que debemos querernos a nosotras mismas para poder Querer Bien a las personas que forman parte de nuestra vida.

>> Canciones con alma: Música Ligera – Ana Mena

Letra «Quiéreme Bien» – Macaco ft. Leiva

No quiero que me quieras por encima de todo
Ni a pesar de todo
Solo quiero que me quieras
Que me quieras bien (x3)
No quiero que me quieras contra viento y marea
Ni por nada, ni por lo que sea
Solo quiero que me quieras
Que me quieras bien (x3)

Ni que me eches de menos, ni que me eches de más
Que cuando estés sentir que estás
Solo quiero que me quieras bien

Que me quieras bien (x2)

Ni por ti mataría, ni para toda la vida
Que un día sigue a otro día

Solo quiero que me quieras bien
Que me quieras bien (x2)

Ni tus labios son de mi boca
N i a ti nadie te toca
Ni estás porque toca
Quiéreme bien
Quiérete bien

Ni corazón partido
N i dime dónde has ido
Ni sin tu amor estoy perdido
Quiéreme bien
Quiérete bien

Ni el amor es ciego
Si no va, mejor hasta luego
Ni me quedé por los pelos
Ni por los celos
El corazón no quiere duelos
El corazón no quiere duelos
Quiéreme bien (x2)
Quiérete bien (quiérete bien)

Ni por ti me corto las venas
N i amas más por cargar más penas
Ni por miedo, ni porque quizás te pierdo
Para mal acompañada
Mejor me voy a dedo

Ni el amor pesa, ni se aguanta, ni es una empresa
No te quedes si te espanta
No hay cazador ni presa
Ni con acuse de recibo
N i
en un valle de lágrimas

Ni me censuras, ni me prohíbo
Salgamos a ventilar las almas
N
i en el altar del reproche
Ni por bodas tú duermes aquí todas las noches
N i cállate, sube al coche

N i soy tuya por un anillo o un broche
Ni irse es de cobardes
Si duele, vete, no tardes
Porque los corazones no necesitan tatuajes
Solo verdades

Ni los enlaces son nudos
Ni prisionera de tus mundos
Porque el malquerer es un embudo absurdo
Porque querer bien no necesita escudos

Ni cuentos de hadas, ni a tus espaldas
Siempre hay una salida a una entrada
Ni medias naranjas
Ya lo subrayaba Lennon
Nacemos enteras, ni amores en rebajas
Si me comparas, me alejas

Ni porque lo diga fulanita de tal
N i por un golpe seco en el portal
Ni me clavaste en el corazón un puñal
Ni sumisos, ni juicios, ni sumarios
Porque las relaciones no son oficios
Son continuos inicios

Ni tú me has salvado por quedarte a mi lado
Ni las llaves de mi corazón te he entregado
Mejor prestémonos para que cada uno sea uno
Para poder ser dos

Porque no eres mía por derecho
Para que nada se dé por hecho
Porque el amor no existe
Solo sus hechos