Hoy, 8 de marzo, el día en el que reivindicamos la igualdad de la Mujer, es el día perfecto para rendir homenaje a las grandes mujeres del mundo de la música.

El mundo de la música es de aquellos en el que las mujeres siempre lo han tenido más complicado; pero en los últimos años, por suerte, parece que las cosas se están poniendo en su lugar. Aún queda un largo camino por recorrer.

Lo que está pasando es que parece ser que por fin las mujeres admiramos sin prejuicios a otras mujeres y conseguimos encumbrar a grandes artistas femeninas del pop-rock y de cualquier otro estilo. Poco a poco las artistas se están sintiendo más libres para mostrarse tal cual son y lanzar su mensaje sin tapujos.

Una de las artistas de «la nueva generación» de cantantes y autoras que está pisando fuerte y hallando su propio espacio en nuestro país es Miriam Rodríguez.

Miriam Rodríguez ha lanzado el primer single de su segundo álbum ‘La Dirección de tu suerte’

Miriam, que participó en primera de las ediciones de la nueva generación de ‘Operación Triunfo’, en 2017, ha lanzado recientemente «Desperté», el primer single del que será su segundo trabajo discográfico ‘La Dirección de tu suerte’.

«Desperté» habla de ese «despertar» que todos vivimos en algún momento de nuestra vida en el que nos damos cuenta de algo que hace que cambie nuestro rumbo o que nos afianza en el camino con mayor seguridad.

El 8M es una muestra del «despertar» global de las mujeres. Un «despertar» paulatino, lento, pero seguro. Un «despertar» que debe suponer la igualdad de derechos y deberes de hombres y mujeres en la sociedad.

Miles de mujeres se lanzan hoy a la calle para reivindicar esta igualdad. Pero la reivindicación ha de ser diaria. Reivindicar a la mujer significa reivindicar nuestra feminidad, nuestra libertad, nuestra autenticidad y nuestra divinidad.

En la canción «Desperté», Miriam habla de su propia experiencia; pero sería exportable a la reivindicación de hoy: Para poder ver el brillo de las estrellas tuvimos que perder miedo a la oscuridad de cerca. Nos equivocaremos, y volveremos a caer; pero como nos hemos dado cuenta de que podemos equivocarnos y aprender, seguiremos adelante. Despertaremos de nuevo. No vamos a renunciar a ser quienes somos.

Por nosotras, las mujeres, sigamos adelante «despertando»!


Para poder ver
El brillo de las estrellas
Tuve que perder
Miedo a la oscuridad de cerca


Y ahora sale un nuevo amanecer
Después de las tormentas del ayer


Ya lo grabé en mi piel
Jamás lo olvidaré
Me ha costado tanto
Que a veces quise desaparecer


Y tú lo vas a ver
Me volveré a caer
Pero ya encontré el camino y desperté
Desperté


Oh-oh-oh-oh
Oh-oh-oh-oh
Oh-oh-oh-oh-oh-oh


Me acostumbré
A vivir con la tristeza
Pero pude reconocer
Que esta vida da mil vueltas


Las mismas que hoy me hicieron aprender
Que equivocarse algunas veces está bien


Ya lo grabé en mi piel
Jamás lo olvidaré
Me ha costado tanto
Que a veces quise desaparecer


Y tú lo vas a ver
Me volveré a caer
Pero ya encontré el camino y desperté…