Numerologia

Los números nos hablan. Personalmente, nunca he profundizado en el mundo de la numerología pero sí que ha despertado mi interés. Cuando casualmente he ido a parar a un artículo que habla sobre ella lo he leído con atención y, como imagino que much@s de vosotr@s, he descubierto cual es mi «número de vida» sumando los números de mi fecha de nacimiento y he buscado su significado por internet. Poco más.

La numerología es el estudio del significado de los números y su relación con todo los que nos rodea. Es una ciencia que nos ayuda a tener más conciencia sobre nuestra vida.

Serendipias de la vida, ayer contactó conmigo Vanessa Requena, especialista en el estudio de cartas numerológicas. Decidí que era un momento fantástico para que nos abriera un poquito la puerta a este apasionante mundo. Así que le pregunté si podría responder cuatro preguntas básicas que pudieran ayudarnos a descubrir más detalles sobre la importancia de descubrir el significado de nuestros números. Ella accedió amablemente.

«La numerología aporta luz y entendimiento a nuestra vida»

¿Qué es una carta numerológica? Qué podemos aprender a través de ellas?

Una carta numerológica es un estudio de las vibraciones que nos hemos marcado, o pactado igual que pactamos el plan álmico. Podemos observar el sendero natal, es la energía que marca tendencia en la vida actual, el cómo nos movemos por las situaciones y experiencias. También podemos observar el número de alma. En nuestra alma está toda la información necesaria para poder desarrollar el plan álmico, lo que el alma se propuso aprender o experimentar.

Una carta numerológica aporta luz y entendimiento, porque puedes comprender el para qué ocurrían ciertas cosas, o de qué manera te comportas, y sobre todo qué deberías de trabajar a modo personal. Lo que puedo observar a medida de ir realizando cartas numerológicas, es que si la persona está muy desconectada de su ser, lo que vaya a leer lo negará todo. O también, si la persona está muy desconectada de su alma la vibración marcada en su carta numerológica parecerá «incorrecta». No es así, sólo que la persona ha olvidado o rechazado el encontrarse o está demasiada identificada con el personaje.

Debes querer aceptar «tu verdad»

Por ejemplo: Una mujer de mediana edad, 60 años, puede tener un número de alma 5. Esta energía es de disfrute, de aventura, de viajar, de comunicar, hasta incluso de «vivo la vida alocadamente». Pero, esa mujer por las creencias impuestas, casada casi obligada, muchos hijos, matrimonio tóxico, sus vivencias, etc… seguramente nunca se pudo sentir libre. Entonces, en este caso puedo comprobar que su alma le está pidiendo a gritos el cambio que necesita para seguir evolucionando espiritualmente, pero la persona está totalmente entregada al personaje.

La numerología es muy amplia, personalmente no aplico el estudio de los escollos o pináculos, ni el de las casas natales. Todo esto está relacionado con el karma, creo que aportando la información que nos da el  Destino es suficiente. También creo que estamos impregnados de memorias pasadas propias y del inconsciente colectivo y que no hay herramientas exclusivas cuando se trata de la búsqueda del ser.

Podemos aprender a través de las cartas numerológicas por qué actuamos de cierta manera, experiencias del pasado y que se repiten en el presente, qué cualidades o habilidades tenemos, qué misión nos propusimos para esta encarnación, a través de qué situaciones nos marcamos ese aprendizaje álmico. Para mí es como dar sentido a cosas que ignoramos.

«Los números influyen en nuestra vida desde el principio hasta el final»

¿Cómo influyen los números en nuestras vidas?

Los números influyen en nuestra vida desde el principio hasta el final. Todo es vibración, cada vocablo tiene su valor numérico y con ello podemos conocer qué tipo de energía vibra o predomina. Somos energía, y estamos rodeados de energía. Cuando vibramos denso estamos en la sombra de esa energía numérica. Por sombra quiero decir en su polaridad. Por ejemplo, mi alma es un 9, es una energía solitaria, de introspección, pero si no cuido esa vibración y caigo en su densidad, podría pasar de la introspección a la depresión. No dejamos de estar en un plano dual donde hay que integrar las polaridades y encontrar el equilibrio.

Una vez tenemos la información que nos facilitas en la carta, ¿qué podemos hacer?

Con la información que obtenemos en una carta numerológica podemos empezar a indagar sobre qué queremos en la vida, ¿El trabajo actual es lo que quiero y me hace feliz? ¿Por qué no estudio o me dedico a aquello que me hace perder la noción del tiempo?… Nos ayuda a poner foco a nuestros aprendizajes, y podemos realizar terapias alternativas, o a comprometernos a cuidar de nuestro templo, el cuerpo, llevar una vida más armoniosa, practicar Ho’oponopono, todo lo que se nos ocurra que pueda ayudarnos a sanar y a seguir evolucionando personalmente.

Una herramienta para el auto-conocimiento

¿Cómo descubriste tú la numerología y qué te ha hecho aprender?

Descubrí la numerología hace unos siete años, a través de un buen amigo que hace unos meses desencarnó. Creo que parte de su sabiduría es la que me ha ayudado a dar otro toque en la realización de cartas numerológicas. Hace dos años me animé y me hicieron una carta a mí. Era extensa, un estudio con sus escollos y pináculos. La profesional es Silvia Gelices y es maravillosa. Al trabajar personalmente conmigo misma no es que me sorprendiera todo lo que leí, pero sí me hizo entender algunos puntos en los que me encontraba estancada. Para mí fue como un soplo de comprensión, y para seguir animándome a seguir adelante con el desarrollo personal y espiritual.

Tengo muy presente mis registros akáshicos con el terapeuta Santos Ávila, y mis guías junto con él, me dijeron que quizás aquello que buscaba lo tenía que crear. Después de un tiempo, así está siendo. Las cartas numerológicas que realizo son desde otros puntos a parte del kármico. Me apoyo en el transgeneracional, y en los arcanos mayores del tarot, más mi intuición, que cada vez está más desarrollada. También realizo cartas numerológicas de pareja.  Y lo que sale de la cocktelera resuena, y gusta. Creo que es una herramienta o método sencillo pero a la vez potente, porque nos abre un sin fin de posibilidades.

Cómo obtener vuestra carta numerológica

Os animo a que contactéis con Vanesa Requena para solicitarle que os elabore vuestra carta numerológica personal o de pareja. Así podréis descubrir más cosas sobre vosotros mismos y vuestra misión y camino en esta vida. Además En su blog ‘De Camino a Casa’ podéis conocer más detalles sobre ella y, si sentís curiosidad, podéis escribirle directamente a su correo electrónico tamaralunaverde@gmail.com

Puedo afirmar que todo lo que me dijo relacionado con mi carta resonó completamente conmigo y me ha ayudado a tener un conocimiento más profundo sobre mí.

Por otro lado, si queréis profundizar más en el tema, aprovecho también para hacer otra recomendación: El Taller Online ‘Introducción a la Numerología Tántrica’ de Maite Fruitós que tendrá lugar la primera semana de julio.

Los números nos hablan y descifrar su mensaje puede ser más sencillo y más importante para nosotros de lo que nos pueda parecer.