Se ha iniciado la temporada teatral y ya hemos podido disfrutar en Barcelona de dos grandes estrenos: el de LA TIENDA DE LOS HORRORES en el Teatre Coliseum y el de EL JOVENCITO FRANKENSTEIN en el Teatre Tívoli.

Es curioso que coincidan estos dos espectáculos en cartel. Los dos son comedias basadas en películas no musicales, los dos tienen cierto tono «oscuro» o  «tenebroso» y los dos tienen el «verde» como color. No sé si os habéis fijado últimamente que los musicales «tienen colores». Colores predominantes en sus carteles que se muestran con el color de los corazones que los profesionales que forman parte de los espectáculos, e incluso el público, comparten al hablar de ellos. El color de GHOST es el azul, el de EL REY LEÓN el naranja, el de WEST SIDE STORY el rojo… y así podríamos seguir!

Aparte de esos rasgos compartidos a gran escala, ambos musicales son muy diferentes.

LA TIENDA DE LOS HORRORES, estrenado en el Off-Off-Broadway en 1982 cuenta con libreto de  Howard Ashman y canciones compuestas por Alan Menken. El musical fue el primer gran éxito de Alan Menken quien tuvo el gran acierto de componer para él canciones con sonido de principios de los 60, con un abanico de estilos que va del rock & roll, al doo-wop, pasando por las tiernas baladas de la época. Posteriormente Menken se consolidaría como uno de los compositores contemporáneo de mayor éxito del género, firmando las composiciones de los musicales Disney BEAUTY AND THE BEAST, THE LITTLE MERMAID o ALADDIN.

El espectáculo explica la historia de Seymour, un desafortunado florista, enamorado platónicamente de su compañera Audrey, que cuida a una planta que necesita carne humana fresca para sobrevivir. Ya escribí sobre él en abril, cuando se presentó el musical. (Ver artículo)

Hablar de esta producción que Àngel Llàcer ha dirigido en Barcelona me resulta complicado, pues no puedo evitar tener sentimientos contradictorios. Por un lado, la pieza me encanta y el director ha presentado una propuesta atractiva, interesante y arriesgada pero; por otro lado, echo de menos sobre el escenario a Xavi Duch.

En abril se anunció que Xavi Duch protagonizaría junto a Diana Roig LA TIENDA DE LOS HORRORES y me pareció una elección sumamente acertada; pues la vis cómica de Xavi, su talento y su voz hacían que viéramos en él a un gran Seymour. Meses después, poco antes del estreno del musical en el Grec, me enteré que Xavi había sido despedido del montaje por los directores «porque no lo hacía bien», tal y como explicó él mismo en sus redes sociales.

Pude hablar con él y comprobar la injusticia y el sinsentido del hecho en sí. Cierto es que hay que conocer las dos partes de todo conflicto, pero cierto es también que en el mundo laboral normalmente hay una parte que dispone del poder para tomar decisiones y la otra parte lo debe acatar sin más. Y en este caso, Xavi tuvo que acatar la decisión de que le echaran de la compañía sin derecho a réplica. Y lo hizo en silencio y con gran discreción, como gran caballero que es.

Yo respeto la decisión, pero no la entiendo. Conozco a Xavi Duch desde que debutó sobre los escenarios con una obra de texto llamada ‘McBeth con Queso’ y, de alguna manera, le he visto crecer profesionalmente, compartiendo sus éxitos desde la butaca, viendole trabajar en musicales como FAMA, SPAMALOT, 40 EL MUSICAL, HAIR e incluso en EL PETIT PRÍNCEP, donde ha estado durante años formando parte de la compañía dirigida por Llàcer y Guix, el mismo equipo creativo que LA TIENDA DE LOS HORRORES. Así que no logro comprender el por qué de esa decisión cuando Seymour era un personaje que le venía como anillo al dedo. Pero espero que todo tenga un sentido con el paso del tiempo…

Este hecho hace que me resulte complicado disfrutar al máximo de esta TIENDA DE LOS HORRORES. Ya sé que es un tema 100% subjetivo, pero resulta complicado separar el corazón y las emociones de la razón cuando estás en una butaca. 

Tratando de dejar todas esas sensaciones al margen, admito que me gustó ver el montaje y que disfruté del trabajo de sus protagonistas. Marc Pociello y Diana Roig construyen una pareja protagonista entrañable; y a su lado tienen un elenco de altura en el que destacan las Sey Sisters, el entrañable Ferran Rañé, el emblemático Jose Corbacho o, cómo no, la magnífica voz de Manu Guix como Audrey II. Además, están las grandes voces de Sylvia Parejo y de Raquel Jezequel, de quienes esperas ver más y escuchar más… Pero siempre existe la oportunidad de «pillarlas» en alguna función como Audrey o como alguna de las tres narradoras de la historia.

Hay otras decisiones de dirección cuestionables, como el hecho de trasladar la acción al futuro o hacer que las Sey Sisters canten sus canciones en un acento inglés que puede resultar difícil de entender pero, en todo caso, son elecciones del director que el elenco defiende a la perfección.

Lo que es innegable es que LA TIENDA DE LOS HORRORES es una pequeña joya del teatro musical y que es fantástico poder tenerla de nuevo en nuestra ciudad. 

Por otro lado en el Teatre Tívoli podemos disfrutar hasta el 10 de noviembre de EL JOVENCITO FRANKENSTEIN, una hilarante comedia musical de Mel Brooks basada en la emblemática película homónima que él mismo dirigió en 1974. 

YOUNG FRANKENSTEIN se estrenó originalmente en Broadway en otoño de 2007, permaneciendo en cartel poco más de un año. No fue un éxito rotundo, es evidente. Llegó al West End londinense 10 años después, en 2017, en una nueva producción con el sello de la misma directora y coreógrafa de Broadway: Susan Stroman, que se mantuvo un año en cartel.

La producción española del musical, estrenada en Madrid la temporada pasada, cuenta con un elenco de lujo liderado por Victor Ullate Roche, Marta Ribera, Jordi Vidal, Teresa Vallicrosa y Anna Herebia. Todos ellos están fantásticos con sus personajes, aportando ritmo, agilidad y fuerza en todo momento a una función que dura dos horas y media.

La dirección y la adaptación del texto la firma Esteve Ferrer, que imprime su “gamberro” sello personal, tal y como ya hizo anteriormente con LA FAMILIA ADDAMS, que continúa de gira por el país.

Mis amig@s y familiares me suelen pedir con frecuencia que les recomiende un musical para ver. En este caso, me resulta complicado escoger entre estas dos grandes producciones. Lo que acostumbro a decir es que EL JOVENCITO FRANKENSTEIN es más “blanca” y más apta para todos los públicos, con grandes números de baile típicos del género. LA TIENDA DE LOS HORRORES, por su parte, es en cierta manera más “adulta” y tiene canciones más “potentes” y una puesta en escena arriesgada. A partir de aquí, que cada cual escoja. En general, son dos musicales bien hechos que pueden gustar a diferente tipo de público.

Sí, lo sé. Estoy sólo hablando de “grandes musicales” cuando Barcelona es una ciudad artesana del género que acostumbra a contar con varias propuestas de pequeño formato en su cartelera. Voy ahora a por ellas.

En El Maldà, hasta el 2 de noviembre, podemos ver EL TEMPS QUE NO TINDREM, escrita por Alicia Serrat y Dani Campos. Ya hablé sobre esta pequeña joya hace unos meses, en su estreno oficial y, está claro que es mi debilidad. Poco más que añadir. Sensibilidad en estado puro. Quedan pocas entradas así que, si queréis ir, no tardéis en reservar vuestra entrada!

La comedia AUTÓNOMOS, EL MUSICAL vuelve al Almeria Teatre por cuarta temporada. Se podrá ver en este pequeño teatro del barrio de Gracia del 26 de octubre al 25 de enero de 2020. El espectáculo está creado y protagonizado por Àlex Martínez Vidal y Andreu Rami, contando con composición original y música en directo de Joan Berenguer. Esta temporada prometo no perdérmelo!

Estas cuatro propuestas son las que actualmente están en cartel. Pero tendremos más. Próximamente nos espera el regreso de MAREMAR al Teatre Poliorama (del 8 de noviembre al 8 de diciembre); WEST SIDE STORY, se podrá ver en el Teatre Tívoli dentro de su gira estatal (del 20 de diciembre al 26 de enero de 2020); y EL MÉDICO, EL MUSICAL, se podrá ver del 2 al 19 de abril de 2020 en el Teatre Tívoli, tras su segunda temporada en Madrid.

En cuanto al pequeño formato, tenemos IMPRO SIDE STORY (del 9 al 30 de noviembre, Teatre Gaudí Barcelona); UNA HABITACIÓ BUIDA (del 6 al 8 de diciembre, El Maldà); y OCAÑA, REINA DE LAS RAMBLAS (del 11 al 29 de marzo de 2020, Sala Joan Brossa) con Joan Vázquez quien, por cierto, estará durante 4 lunes en el BARTS Club con 20 ANYS NO SÓN NA’, una conmemoración de la carrera artística del actor y cantante  que contará con colaboraciones estelares diferentes en cada función.

Esperemos recibir alguna otra sorpresa musical esta temporada en Barcelona. Yo confieso que estoy echando de menos las interesantes propuestas que la temporada pasada nos ofrecía ONYRIC… Pero bien, agradeceremos lo que tenemos y disfrutaremos de ello!