apropa cultura

La cultura es el alimento del alma. La necesitamos para abrir nuestra mente, para explorar emociones, para tener referentes de vida, para aprender, evolucionar y reflexionar. Hay muchas personas que, debido a su situación personal, no tienen fácil acceso a ella. En Barcelona existe la iniciativa Apropa Cultura que, tal y como indica su nombre, acerca la cultura a los colectivos vulnerables.

Contacto con Claudia Torner, coordinadora de Apropa Cultura, para conocer más detalles sobre esta iniciativa nacida en 2006 en L’Auditori de Barcelona.

La dirección de L’Auditori recibió peticiones de varias entidades sociales para facilitar el acceso a sus conciertos, ya que se encontraban con varias barreras para poder llevar a sus usuarios a disfrutar de sus conciertos: la barrera económica y la física. Fue entonces cuando la dirección de L’Auditori decidió iniciar un programa piloto llamado ‘Auditori Apropa’, ofreciendo el 2% del aforo de todos los conciertos al simbólico precio de 3€. Se encargaron también de facilitar el acceso a las instalaciones a nivel físico, según las demandas que les requerían.

Tal y como explica Claudia, este programa funcionó tan bien que las entidades preguntaron si podrían hacer lo mismo en el Teatre Nacional de Catalunya, espacio “vecino” de L’Auditori. Entonces Sonia Gainza, directora del programa, contactó con la dirección del TNC y aceptaron formar parte de este programa.

Las entidades siguieron reclamando su derecho a acceder a la cultura, y así fue como el equipo de este programa nacido en L’Auditori fue contactando con otros equipamientos municipales: el Mercat de les Flors, el Teatre Lliure… y el resultado fue tan bueno, que con el paso de los años se fueron sumando equipamientos privados, como los teatros del Grupo Focus, o la Sala Planeta de Girona.

Actualmente Apropa Cultura trabaja con más de 120 equipamientos culturales

Actualmente Apropa Cultura ofrece entradas de espectáculos que se presentan en más de 120 equipamientos diferentes de toda Catalunya, trabajando también con Museos.

Claudia cuenta que el crecimiento de Apropa Cultura se ha hecho a lo largo de estos años de forma gradual: “Siempre hemos crecido a partir de las necesidades de unos y otros. Nuestro lema es trabajar para facilitar el derecho a la cultura, que es un derecho universal. Por eso intentamos que las entradas tengan un precio bajo y que los edificios sean lo más accesibles posible”.

Cualquier entidad social que quiera disfrutar de las ventajas que ofrece Apropa Cultura puede hacerlo. Simplemente deben entrar en la web www.apropacultura.cat y registrarse como Entidad Social. Actualmente hay más de 1.800 centros registrados que pueden disponer de un acceso a una oferta cultural de primer nivel sin barreras.

Apropa Cultura, evidentemente, verifica que la Entidad Social registrada sea oficial y cumpla con los requisitos. Se pueden registrar tanto fundaciones o asociaciones del ámbito social como Centros de Servicios Sociales Municipales.

Estamos hablando de entidades que trabajan con personas vulnerables o con altas dificultades económicas, para quienes acceder a un concierto en L’Auditori o a un espectáculo en el Romea sería algo impensable sin las facilidades que ofrece Apropa Cultura. Normalmente, los usuarios asisten a los espectáculos acompañados por los educadores sociales de la entidad, quienes se encargan de guiar y coordinar esta salida cultural.

Según explica Claudia, la iniciativa ha evolucionado mucho en estos años: “Por parte de los equipamientos hay una conciencia y una voluntad muy grande de ser ‘sociales’ y que en los equipamientos se produzca esta integración / inclusión es muy novedoso y que esto esté cada vez mas normalizado es maravilloso. Hace 10 años no era así. Por otro lado las entidades sociales han ido conquistando espacios y equipamientos y viéndolo como un derecho a ejercer. Es muy bonito ver cómo los educadores pueden ver reforzado su trabajo con estas salidas culturales. Para ellos es una manera diferente de acercarse a las personas; y para algunas de estas personas es un gran soplo de vida poder ir al Liceo, por ejemplo”.

Puente entre la cultura y el sector social

Apropa Cultura hace un fantástico trabajo de puente entre la cultura y el sector social. Todas las partes ganan. La cultura gana espectadores, y los usuarios ganan nuevas experiencias enriquecedoras.

Le pregunto a Claudia si cualquier productor de conciertos, espectáculos o eventos culturales podría ofrecer un 2% de su aforo a Apropa Cultura para facilitar el acceso al sector social. La respuesta es un SÍ ROTUNDO. “Es algo que estamos empezando a hacer: trabajar con compañías y productoras, no tan sólo con los equipamientos”, afirma la coordinadora de esta iniciativa. “Es una carrera de fondo. Hay mucha voluntad y muy buena intención pero debemos seguir picando piedra para que no sea un programa de butaca vacía sino que sea un compromiso el hecho que este 2% de entradas se ofrece por todos los equipamientos. Nuestro objetivo es consolidarnos del todo y seguir creciendo. Cuantos más equipamientos y más entidades sociales nos conozcan mejor.”

El equipo de Apropa Cultura está actualmente integrado por tres personas: Sonia Gainza, directora; Claudia Torner, coordinadora; y Mariona Galter, atención al público. Aunque cuentan también con la colaboración de diferentes Freelance. Pero gracias a la fé que tienen en la iniciativa consiguen tirar adelante con ella y lograr que no deje de crecer.

Actualmente Apropa Cultura sigue formando parte de L’Auditori, y cuenta además con el apoyo económico de las administraciones y de La Caixa.

Pero no tan sólo se dedican a romper barreras para facilitar el acceso del sector social a la cultura; también hacen muchas otras actividades y formaciones.

Ocasionalmente organizan una especie de “hermanamientos” entre equipamientos y entidades. Por ejemplo, la entidad Mujeres Palante visitó el TNC cuando estaba presentándose ‘La Rambla de les Floristes’ y la actriz Rosa Boladeras ejerció de maestra de ceremonias, abriéndoles las puertas del teatro, haciéndoles un recorrido por sus instalaciones y presentándoles a actores y músicos del espectáculo.

Organizan también formaciones específicas

Por otro lado, organizan la formación ‘Educa amb l’Art’ gracias a la cual, los educadores sociales descubren una nueva manera para desarrollar su tarea profesional, a través del arte. Se tratan de unas formaciones que organizan en colaboración con los equipamientos culturales. “Son 10 sábados en los que vamos dando vueltas por los equipamientos y allí ofrecemos una formación de 4 horas sobre cómo utilizar las artes de manera fácil y adaptarlas a las personas con las que trabajan. Resultan unas mañanas super provechosas. Los grabamos en video y están en nuestro canal de Youtube. Damos ideas para trabajar con las personas cada dia; también se encuentran con otros educadores que, como ellos, creen en el arte como herramienta de transformación y les da mucho subidón. Funcionan muy bien. Los educadores se sienten cuidados y se lo pasan muy bien y obtienen recursos prácticos para trabajar.” – explica Claudia.

Además, anualmente organizan las Jornadas Apropa, en las que se ofrece información al ámbito cultural sobre algún colectivo social. También tienen un coro de educadores, el Cor Apropa Cultura, dirigido por Josep Prats; y otro tipo de formaciones más específicas. “No paramos”, afirma con rotundidad Claudia.

Lo más sorprendente de todo es que no existe ninguna iniciativa por el estilo en toda Europa. Apropa Cultura es un proyecto único que ha nacido en Catalunya debido al gran impulso que tiene el asociacionismo en nuestra comunidad.

Por muchos más años acercando la cultura al mundo social y rompiendo barreras.