Se acerca San Valentín y no puede haber época mejor para explotar y dar rienda suelta al romanticismo.

Diría que los personajes literarios que más simbolizan el romanticismo son Romeo y Julieta: dos jóvenes enamorados que luchan por poder vivir su historia de amor a pesar de la oposición de sus familiares.

Romeo y Julieta ha inspirado numerosas historias: libros, películas, obras de teatro y… musicales! Puede que el más popular sea WEST SIDE STORY; pero el más longevo es THE FANTASTICKS, un musical escrito por Harvey Schmidt y Tom Jones que fue estrenado en Nueva York en 1960 y permaneció en cartel ininterrumpidamente durante 42 años, hasta 2002, realizando más de 17.000 funciones. Ahí es nada!

Posteriormente el espectáculo fue revivido en Off-Broadway, en 2006; y finalizó funciones definitivamente en junio de 2017. Desde su estreno, el musical se ha representado en más de 67 países, entre ellos en el nuestro.

Pudimos ver LOS FANTASTIKOS en el Teatro SanPol de Madrid en 1997 con Geraldine Larrosa y Armando Pita como pareja protagonista; y ELS FANTASTICKS en La Villarroel durante la temporada 2003-2004 con un elenco liderado por Carlos Gramaje y David Ordinas alternándose en el personaje de El Gallo con una producción nacida en Mallorca.

¿Cuál es el secreto del éxito de THE FANTASTICKS? ¿Cómo pudo permanecer tantos años en cartel en Nueva York? Las eternas preguntas sin respuesta.

Yo diría que su éxito recala en su sencillez. Ocho intérpretes, una mínima escenografía y una historia de amor basada en ‘Romeo y Julieta’, dos jóvenes se enamoran y quieren estar juntos a pesar de que los padres de ambos tratan de evitarlo a toda costa.

Aparte, debió estar tocado por la varita mágica de la Diosa Fortuna porque realmente, THE FANTASTICKS no es un musical “excepcional”. Es simple y está plagado de inocencia. Es como un cuento para adultos. Quizás sea eso, que los adultos también necesitamos que nos expliquen cuentos y nos inviten a soñar.

Con el paso de los años el gran reclamo del musical fue su longevidad. La gente iba a verlo “sólo” por eso, para ver «el show de mayor tiempo de permanencia en cartel de la historia» y formar, de alguna manera, parte de su historia. Para muchos turistas, ver THE FANTASTICKS al visitar Nueva York era tan importante como ver la Estatua de la Libertad o el Empire State.

Yo no pude ver THE FANTASTICKS en Nueva York, pero lo vi en Londres en junio de 2010, en una innovadora versión del espectáculo dirigida por el japonés Amon Miyakoto y protagonizada por el gran Hadley Fraser. Me encantó la propuesta y me encantó la pieza aunque reconociendo, eso sí, que el musical no es nada del otro mundo. Es “mono”, pero ya está. Ni especialmente emotivo, ni rompedor, ni espectacular. Es “bonito”. Ni más ni menos.

La partitura cuenta con varias canciones populares que han trascendido el propio musical. La más reconocida es “Try To Remember”, versionada por varios grandes artistas. A mi particularmente, me gusta especialmente el dueto (cómo no) “Soon It’s Gonna Rain”; así como el tema “I Can See It”, con ciertas reminiscencias a WEST SIDE STORY, curiosamente.

Por cierto, si os apetece descubrir el musical en la pequeña pantalla, hay una versión editada en DVD / Blue Ray dirigida por Michael Ritchie en 1995 y protagonizada por Joel Grey, Barnard Hughes, Jean Louisa Kelly, yJoe McIntyre

THE FANTASTICKS sería una de aquellas piezas que perfectamente podría ser revisada y presentada por un teatro público. No es comercial, es una historia atemporal y merece ser descubierta por el espectador actual.

Mientras esperamos que así sea, comparto con vosotros esta versión de “Try To Remember” interpretada por Josh Groban… Feliz San Valentín!